Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Taxistas y transportadores de carga están molestos con el Gobierno por incremento de gasolina y ACPM

Por ahora se descarta un paro por cuenta de estos aumentos en la gasolina y ACPM.

Taxistas en Bogotá.jpeg
Taxistas en Bogotá
Foto: AFP, referencia

Con la entrada del Año Nuevo hubo una subida en los precios de la gasolina, que venía aumentando 200 pesos desde octubre de 2021. Este año la gasolina corriente presentará una variación máxima de 400 pesos por galón, mientras que el diésel subirá 65 pesos por sobretasas y tarifas de transporte ajustadas en este 2023.

Lo anterior quiere decir que el promedio del galón de gasolina quedará en $10.167 aproximadamente, mientras que el promedio del diésel será de 9.065 pesos.

Esto sin duda no cayó para nada bien en el sector transportador de carga, pues desde allí aseguraron que los fletes ya han presentado alzas por encima del 30 % por cuenta de la devaluación del peso, las altas tasas de interés y las restricciones de movilidad que han tenido los vehículos de carga por días festivos, bloqueos en las vías por parte de las comunidades o por obras en diferentes vías del país.

Sobre esto, Nidia Hernández, presidente de la Federación Colombiana de Transportadores de Carga (Colfecar), aseguró que preocupa mucho el incremento en los precios de los combustibles, porque seguirá impactando el transporte de última milla y en el tema del diésel porque el presidente se había comprometido con el sector a mantener estable su precio hasta mediados de este año.

Publicidad

Y es que la Federación Colombiana de Transportadores de Carga aseguró que un transportador pierde hasta cuatro meses por las restricciones que tienen y que ahora se le va a sumar la subida en los precios de los peajes de la ANI.

Pero la preocupación no termina allí, los taxistas son otros impactados por el aumento en la gasolina.

Publicidad

“Hoy no solamente el sector del taxi, todo el servicio de pasajeros en Colombia de manera pública está en cuidados intensivos. Por eso es tan importante que el Gobierno nacional replantee a quién quiere hacerle el favor con el alza de los combustibles”, aseguró el presidente de la Asociación de Propietarios de Taxi, Hugo Ospina.

Además, los taxistas aseguran que el alza debe ser trasladado a los usuarios de los servicios de pasajeros en el país.

Por su parte, la Federación de Empresarios de Transporte de Carga, Fedetranscarga, envió una dura carta al presidente Gustavo Petro para que cumpla con su compromiso de no aumentar el valor del ACPM con la entrada del nuevo año.

“Al cierre del encuentro anual de Empresarios del Transporte de Carga (Fedetranscarga), celebrado en Armenia (Quindío) en presencia del presidente de la República y del señor ministro de Transporte, nuestra agremiación solicitó al Gobierno nacional no aumentar el precio del ACPM ni del Gas Vehicular (…) El pasado 5 de octubre de 2022 el presidente Gustavo Petro, el ministro de Transporte y los transportadores en el Palacio de Nariño acordamos el no aumento del precio del ACPM hasta junio de 2023, con el fin de mantener bajo los costos de transporte y así mitigar los golpes sobre la inflación en Colombia”, se lee en la misiva de dos páginas.

Publicidad

La federación también solicitó al Gobierno que se incluya al gremio en el descuento de la reducción de un 50 % del valor del Soat: “El decreto estableció las categorías de vehículos que serían beneficiarios de la excepción propuesta, no obstante en ella el sector de transporte de carga pesada no fue incluido, entre otros argumentos, porque el ACPM no aumentaría de precio hasta junio de 2023 y dejándose de lado, eso sí, que en nuestro sector la evasión, de presentarse, es mínima y esto debido a la elevada reglamentación que nos exige como condición siempre la póliza Soat para la operación de los camiones”.

Para Fedetranscarga esto es un fuerte golpe a la estructura de los costos de operación de la flota y además advierten que los consumidores verán afectado su ingreso, porque se necesitará aumentar los costos de transporte. Pero no solo por el incremento en el precio del combustible, sino por el aumento en los costos de los peajes de la ANI.

Publicidad

En esta carta, firmada por Henry Cárdenas, presidente de Fedetranscarga, y Arnulfo Cuervo, el vicepresidente, se le pide al Gobierno nacional acceder al gremio al descuento del 50 % en la adquisición del Soat y que se cumpla con el compromiso hecho por el presidente y el ministro de Transporte, Guillermo Reyes, de no aumentar hasta junio de este año el precio del diésel.

La carta también fue enviada al ministro de Transporte, Guillermo Reyes, a la ministra de Minas, Irene Vélez, y al ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo.

Por ahora, tanto los transportadores de carga como los taxistas no anunciaron un paro por el aumento en el precio de los combustibles, pero la molestia es latente.

Publicidad

Le puede interesar:

  • Publicidad