Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Ser hipócrita es fingir amor a quien en realidad se odia

En una sociedad que valora la apariencia sobre la autenticidad, ser hipócrita parece casi aceptable, pero en realidad genera relaciones falsas y dañinas. Socava la confianza en las relaciones y distorsiona la percepción de la realidad.

Alberto Linero (3).jpg
Alberto Linero
Foto: Blu Radio

¡En fin, la hipocresía! Es una expresión que se usa mucho en las redes sociales para señalar la incoherencia de alguien que actúa de manera opuesta a lo que realmente siente o quiere. Ser hipócrita es fingir amor hacia alguien a quien en realidad se odia, o elogiar a alguien que no se valora. Básicamente, implica ir en contra de lo que uno realmente piensa o siente.

Esta actitud socava la confianza en las relaciones y distorsiona nuestra percepción de la realidad. Con un hipócrita nunca sabes qué esperar. En una sociedad que valora la apariencia sobre la autenticidad, la hipocresía parece casi aceptable, pero en realidad genera relaciones falsas y dañinas.

Recientemente, elPapa Francisco señaló la hipocresía de aquellos que se oponen a bendecir a personas homosexuales, pero callan ante la bendición de empresarios que probablemente explotan a sus trabajadores. Lo cual expresa más que una virtud moral una manera de discriminación disfrazada de superioridad.

Personalmente, me esfuerzo por ser sincero y honesto en mis relaciones. Establezco límites claros con aquellos que considero hipócritas para proteger mi bienestar emocional. Valorizo la autenticidad y prefiero a las personas que hablan con franqueza, en lugar de los que hablan a espaldas de otros. Evito caer en juegos de manipulación y me mantengo firme en mis principios y valores. Creo que las relaciones basadas en la sinceridad y la honestidad son fundamentales para una convivencia saludable.

Publicidad

Friedrich Nietzsche decía "La hipocresía es la fea máscara que se coloca el corazón para esconderse del corazón del otro". Por eso, lo que esconde la hipocresía más allá de la manipulación y los intereses, es el miedo a mostrarse tal como se es. Una forma de superarla es vivir procesos de autoconocimiento que permitan aceptarse tal cual es uno mismo y no tener que fingir ante los demás. Si fuéramos firmes con los hipócritas, seguramente tendríamos mejores relaciones y un mejor ambiente en nuestro diario vivir.

Publicidad

  • Publicidad