Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Consumo de vapeadores entre niños de 13 a 15 años está entre las tasas más altas del mundo: OMS

Los vapeadores con nicotina son perjudiciales para la salud y muy adictivos. Se ha demostrado que liberan sustancias tóxicas que son cancerígenas o que aumentan el riesgo de sufrir trastornos cardiacos y pulmonares. Además, pueden afectar al desarrollo del cerebro y causar trastornos del aprendizaje en los jóvenes.

324382_Blu Radio // Vapeador // Foto: BSIP
Vapeador
Foto: BSIP.

Los países que permiten comercializar cigarrillos electrónicos de consumo deben aplicar una reglamentación estricta para que resulten menos atractivos y nocivos para la población, por ejemplo, prohíben que se incorporen sabores, limitan la concentración y la calidad de la nicotina y gravan impuestos.

Estos países deben tener un criterio de seriedad para que se cumplan las normativas que se establecen y hacer un seguimiento y vigilancia que ayude a aplicarlas estrictamente y a introducir medidas de salud pública.

Esta situación se ha extendido por el mundo debido a que las autoridades han permitido la comercialización libre de los cigarrillos electrónicos, lo cual incentiva una presión sobre los jóvenes para que los consuman. En la actualidad, 34 países prohíben su venta, 88 países no han establecido una edad mínima para comprarlos y 74 carecen de normativas sobre estos productos nocivos. Por ejemplo, en Canadá, se duplicó en los jóvenes de 16 a 19 años entre 2017 y 2022, y en Inglaterra (Reino Unido) se ha triplicado en los tres años más recientes.

Por lo tanto, el Dr. Ruediger Krech, director del Departamento de Promoción de la Salud de la OMS, señaló que "las empresas y los influencers promocionan entre los niños cigarrillos electrónicos con más de 16.000 sabores distintos a través de las redes sociales".

Publicidad

Los fabricantes de tabaco se lucran con los perjuicios para la salud de los consumidores y presionan a las autoridades para que no apliquen políticas sanitarias contrarias a los cigarrillos electrónicos. La OMS tiene constancia de que estas empresas financian estudios para generar pruebas falsas de que estos nuevos productos reducen los daños para la salud y las distribuyen ampliamente. Al mismo tiempo, promocionan de forma agresiva los vapeadores entre los niños y los no fumadores y siguen vendiendo miles de millones.

Le puede interesar:

Publicidad

  • Publicidad