Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

"La comunidad está muy golpeada": Consejo Comunitario de Playa Blanca tras fuerte incendio

En menos de cuatro meses esta población sufrío la misma calamidad. El pasado mes de octubre, 12 cabañas también fueron consumidas por las llamas en el balneario.

Seis cabañas turísticas que funcionan como hostales fueron destruidas en medio del fuerte incendio que se registró la noche de este miércoles en Playa Blanca , Isla de Barú. El pasado mes de octubre, 12 cabañas también fueron consumidas por las llamas en el balneario.

Mientras recoge los escombros del que fue su lugar de trabajo durante casi cinco años, Jeiner Galera, administrador del hostal Kalamari, una de las seis cabañas turísticas consumidas durante el incendio en Playa Blanca ; recuerda los angustiantes momentos que vivió junto a su familia la noche del miércoles 3 de febrero.

“La angustia fue grande, lo primero que pensé fue en mi hijo de seis años, así que lo que hice fue correr y sacarlo del lugar. Luego regresé para ver si podía controlar algo del incendio, pero fue inútil, todo se quemó delante de mi”, relató este joven de 30 años, quien hace parte de una de las cuatro familias afectadas por causa de esta emergencia que se registró en el paradisíaco balneario de la isla de Barú la noche del miércoles.

Las impactantes imágenes del incendio que provocó la emergencia en Playa Blanca fueron compartidas en tiempo real en redes sociales por nativos y residentes del balneario, mientras pedían ayudan para controlar la emergencia.

Para Jeiner, igual que para los trabajadores y propietarios del resto de cabañas que resultaron destruidas por cuenta del fuego, las causas del incendio son todo un misterio.

Publicidad


Aunque algunos aseguran que pudo ser causado por algún artefacto eléctrico, para otros hay “manos inescrupulosas” detrás del mismo.

“Esto deja mucho qué pensar porque no había ningún electrodoméstico, nada a gas, y nada que pudiera producir un corto. Yo solo escuché un golpe en la parte trasera de la cabaña y cuando salí a revisar ya todo se estaba prendiendo”, señaló el joven administrador del hostal Kalamari, donde se inició el fuego.

Los miembros del Consejo Comunitario pidieron a las autoridades locales que se investiguen las causas del incendio y se implementen planes para prevenir futuras emergencias, especialmente porque hace menos de cuatro meses también se registró un incendio de gran magnitud a escasos metros del lugar de la nueva conflagración.

La comunidad está muy golpeada porque en menos de cuatro meses hemos sufrido la misma calamidad, y casi en el mismo sector. Por eso estamos pidiendo al Distrito y al gobierno nacional implementar planes de seguridad para poder contrarrestar estas emergencias. Tenemos problemas con las vías de acceso que son los que permiten que los carros de bomberos o una ambulancia puedan ingresar rápidamente cuando se presentan estas situaciones.
puntualizó José David Miranda, representante legal del Consejo Comunitario.

Solidaridad en medio de la tragedia.

La solidaridad de los nativos y hasta de los visitantes es lo que más resaltan, quienes lo perdieron todo en medio de esta tragedia.

Publicidad

Decenas de personas trabajaron para apagar las llamas durante el incendio, y bajo el inclemente sol que golpea el balneario, continuaron realizando labores de limpieza y recolección de escombros.

“Esto es algo que no te precio, la gente no ha parado de acompañarnos y apoyarnos en todo momento”, dijo Jeiner, al tiempo que preparaba una motobomba para humedecer el terreno y continuar levantando escombros.

Más de dos horas de labores del Cuerpo de Bomberos de Cartagena con el apoyo de un buque de la Armada Nacional,
fueron necesarios para controlar el devastador incendio.

Joel Barrios, comandante del cuerpo de Bomberos de Cartagena, explicó que tuvieron que destruir dos cabañas para contener el fuego, que por causa de la brisa se propagaba rápidamente.

La Armada Nacional movilizó el buque ARC Golfo de Morrosquillo que se encontraba cerca de la zona entregando agua potable a comunidades insulares. Personal de Guardacostas y la flotilla de superficie y submarina, también acudieron para atender la emergencia.

La Oficina para la Gestión de Riesgos y Desastres de Cartagena brinda atención a los 15 integrantes de las cuatros familias
que resultaron afectadas, con el suministro de kits de aseos, colchonetas, y frazadas.

Publicidad

Las autoridades y propietarios de las cabañas evalúan el monto al que ascienden las pérdidas.

Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias
Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO