Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Río de Oro, afluente que cruza por el área metropolitana de Bucaramanga, se ahoga de contaminación

Veedurías ambientales identificaron 83 vertimientos de desechos industriales y aguas residuales sobre el río de Oro.

Toneladas de desechos que causan contaminación en el río de Oro.
Toneladas de desechos que causan contaminación en el río de Oro.
Foto: Mauricio Gómez

El río de Oro, el mismo afluente que dio origen a Bucaramangay Girónporque en busca de oro llegaron cientos y cientos de hombres a abrirse camino con el valioso metal, 400 años después de ahoga, pero no de oro sino de contaminación, como lo denuncian ambientalistas y veedurías.

“Encontramos 83 vertimientos en todo el río. Hay vertimientos de talleres de motos, de porquerizas, de curtiembres de conjuntos residenciales, de empresas de manufactura” indicó Andrés Niño, ingeniero ambiental.

A diario, al rio de Oro, caen lixiviados que, además, generan malos olores.

Todos esos lixiviados negros que huelen a feo amoniaco le caen a la quebrar la iglesia es que metros abajo le caen al río de oro”, manifestó Mauricio Gómez, presidente de la Asociación Centinelas del Planeta.

Publicidad

Toneladas de desechos que provocan malos olores se encuentran a lo largo del río de Oro que, según Corporación para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga (CDMB), se traduce en que de once puntos de control sobre el caudal, en cinco se detecta que la calidad del agua es mala, en cuatro regular y solo en dos aceptable.

“Va decayendo desde que hay un inicio de la fuente de la corriente, hasta el final de su cauce hasta contaminación”, explicó Jorgin Villareal, químico de la oficina de Supervisión y Control de la CDMB.

Publicidad

El río de oro nace en el páramo de Berlín, llega por Piedecuesta para surtir el acueducto, recorre un costado de Floridablanca y atraviesa el municipio de Girón; de en estos dos últimos municipios recibe aguas residuales, lo que reduce la oxigenación de sus aguas.

En estas condiciones no es posible la vida y lo que conocemos como cuerpo de agua termina siendo una masa totalmente diferente”, dijo Andrés Niño, ingeniero ambiental.

Múltiples jornadas de limpieza adelantadas por estos grupos ambientales han sido en vano, puesto que la verdadera solución es una planta de tratamiento que avanza a paso lento.

“Lo que pasa es que eso es un trabajo arduo porque tienen que ir canalizando todos los puntos de acceso que tiene tanto la comunidad como las industrias para generar una fuente como donde se hagan tratamiento global”, indicó Villareal, funcionario de la CDMB.

Publicidad

Mientras los datos no le ayudan a la vida del histórico río de Oro, por ahora cursa una tutela para declararlo sujeto derechos y así, encontrar su protección definitiva.

Le puede interesar este contenido:

Publicidad

  • Publicidad