Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Licoreras advierten que ley seca podría disparar lesiones por alcohol adulterado

La ley seca en varias regiones también podría dañar las ya muy débiles finanzas de los bares.

Bebidas alcohólicas
Bebidas alcohólicas
Foto: BLU Radio

Ley seca es la expresión de moda. Varias ciudades la aplicaron durante Navidad y Año Nuevo en un intento por controlar las reuniones sociales y evitar los contagios y varias alcaldías y gobernaciones anunciaron que la usarán también este puente festivo.

Para las empresas del sector estas decisiones podrían disparar las lesiones por licor adulterado y precipitar nuevos cierres en el sector de los bares, cuyas finanzas están débiles tras un año de pandemia .

En 2020 las ventas de la industria licorera cayeron por lo menos un 15%, aunque Caba (el principal gremio del sector) cree que las cifras definitivas podrían ser aún peores. Eso, sin embargo, no quiere decir que la gente esté consumiendo menos licor cuando hay restricciones.

En este momento se está dejando a los consumidores a merced del mercado ilegal y ese licor, que en gran porcentaje es adulterado, pues es el que precisamente ocasiona afectaciones a la salud. En el peor de los casos puede producir la muerte, como ya se ha reportado en el país
advierte Beatriz Jaramillo presidenta de Caba.

"El que va a consumir alcohol lo va a comprar y lo va a consumir de cualquier fuente y si la fuente legal está cerrada, el mercado ilegal ofrece muchas alternativas para violar la ley", agregó. Uno de los principales medios para comercializar licor en tiempos de restricciones son las redes sociales y para el consumidor es casi imposible distinguir si le están vendiendo un producto original.

A estos riesgos para la salud se suman los problemas económicos para el sector de los bares. Según Camilo Ospina, presidente de Asobares , en 2016 un solo día de ley seca en Bogotá le costaba a la economía 30.000 millones de pesos, el mismo día después de un año de pandemia podría tener efectos nefastos.

Publicidad

Hoy la mitad de los bares que tenía el país antes de la pandemia están cerrados. Según Asobares, un 20% de ellos no volverá y un 30% no ha podido reabrir entre otras cosas porque más del 40% de los municipios del país no le ha pedido al Ministerio del Interior el permiso para hacer pilotos de reactivación del sector.

"Ese tipo de decisiones lo que fomentan es que los empresarios decidan cerrar sus puertas y no seguir incrementando sus pérdidas por este tipo de restricciones: sale más costoso abrir para no tener clientes que cerrar el establecimiento", agregó Camilo Ospina, presidente de Asobares.

Antes de la pandemia Suba, Engativá y Usaquén (que entraron a cuarentena estricta) tenían 3.456 bares abiertos al público.

Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias