Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Policía abrió investigación contra cinco agentes implicados en muerte de Juan Pablo González

Según medicina legal, Juan Pablo González, presunto abusador de Hilary Castro, fue asesinado a golpes.

Juan Pablo González
Juan Pablo González
Foto: Fiscalía

La Policía Nacional informó que, debido al asesinato de Juan Pablo González,presunto abusador de la menor Hilary Castro, se abrió una investigación disciplinaria y se suspendió provisionalmente a cinco policías que estarían implicados en el deceso de este hombre, que ocurrió en la URI de Puente Aranda, en Bogotá.Además, la institución señaló que están trabajando de la mano con la Fiscalía y así aportar los elementos necesarios para la investigación penal.

“En el marco del proceso disciplinario, la Inspección General de la Policía Nacional dispuso la suspensión provisional de cinco uniformados para facilitar el desarrollo de la investigación. Desde el primer momento la Policía Nacional ha trabajado de manera articulada con la Fiscalía General de la Nación, que está cargo de la investigación penal, con el objetivo de aportar todos los elementos requeridos para el total esclarecimiento de los hechos”, señaló la institución.

Además, explicaron que se respetará la presunción de inocencia y el debido proceso, pero rechazan cualquier acción u omisión de quien no cumpla con las leyes y normas establecidas.

Vale recordar, que Juan Pablo González, de 42 años, fue capturado el pasado 5 de noviembre en Usaquén,por el caso de abuso sexual de Hilary Castro, de 17 años, el cual ocurrió en TransMilenio el 31 de octubre. Sin embargo, González fue hallado en su celda sin signos vitales, aunque se habló en una primera hipótesis de suicidio, según Medicina Legal, el hombre murió por las contusiones causadas por varios golpes.

Publicidad

Asesinato del presunto abusador de Hilary Castro retrata la crisis del sistema penitenciario

El asesinato en la URI de Puente Aranda del presunto abusador sexual de la joven activista Hilary Castro saliendo de una estación de TransMilenio en el norte de Bogotá, retrata de manera clara la profunda crisis que afronta el sistema penitenciario en Colombia.

Publicidad

Luego de que la semana pasada se hiciera viral en redes sociales la denuncia de la joven de 17 años, desde el presidente Gustavo Petro en adelante pidieron a la Policía y a la Fiscalía que actuaran deteniendo al responsable del crimen, lo que efectivamente sucedió el sábado anterior en el norte de Bogotá, con la captura de Juan Pablo González, de 42 años.

De manera inexplicable, el domingo en la tarde, tras haberse ordenado su reclusión, González fue llevado por la Policía a la URI ubicada en el occidente de Bogotá, en donde de acuerdo con los primeros resultados de Medicina Legal, fue asesinado a golpes.

El dictamen preliminar concluyó que González murió como consecuencia de politraumatismos, aunque todavía no se sabe con certeza quiénes fueron los responsables del homicidio, toda vez que en el patio en el que ocurrieron los hechos, había cerca de 80 detenidos y se investiga si eventualmente hubo participación de integrantes de la Policía en la golpiza.

El ministro de Justicia, Néstor Osuna, lamentó los hechos, tras señalar que en este caso el normal desarrollo debió ser que González fuera procesado y en caso de que fuera encontrado responsable, tuvo que ser condenado por sus conductas delictivas y no debió terminar el proceso con otro delito y en la impunidad frente a las víctimas de abuso sexual.

Publicidad

Osuna, en medio de un debate en el Congreso, reconoció la gravedad de la crisis que afronta el sistema penitenciario, en particular con cifras como un hacinamiento del 167 % en estaciones de Policía, del 30 % en las URI y del 19 por ciento en las cárceles, ante lo cual, dijo que el éxito no es tener mucha gente en la cárcel, sino un menor índice de delitos.

La crisis carcelaria ha derivado entre otras cosas en que, en muchos casos, los responsables de delitos graves no sean enviados a prisión y continúen en las calles atacando a la ciudadanía. Ese es un indicador de que las cosas en materia de justicia no van bien en Colombia.

Publicidad

Le puede interesar

  • Publicidad