Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Como varones tememos perder privilegios y recurrimos a burlarnos de las mujeres que exigen derechos

El mejor regalo que podemos hacerles a ellas, siempre, es desaprender esas posturas machistas, ceder privilegios por nuestro género y lograr equidad en todas las relaciones.

Alberto Linero
Alberto Linero
Foto: Instagram @PLinero

Este lunes se conmemoró el Día internacional de la Mujer. Una fecha que evidencia la situación en la que se encuentran las mujeres en pleno siglo XXI. Ha habido numerosas reivindicaciones y conquistas, pero siguen haciendo falta muchas otras.

Cuando leo algunas cifras, entiendo que su situación todavía hoy no es la ideal y que hacen falta muchos cambios mentales, culturales y sociales para que podamos vivir en equidad. Por ejemplo, durante el 2020, la brecha de desempleo entre varones y mujeres fue del 8,5%, evidenciando que ellas fueron las más afectadas, según el Boletín Técnico de Mercado Laboral del DANE. En Colombia fueron 630 los feminicidios durante el 2020, de los cuales, las víctimas fueron 43 mujeres afro, 36 migrantes venezolanas, 11 trabajadoras sexuales y 30 mujeres menores de 14 años.

También las mujeres realizan la gran mayoría de los cuidados en los hogares. El tiempo dedicado a cuidar y apoyar a quienes lo requieren, sin remuneración a cambio, es indispensable para preservar el bienestar y la salud de las personas cuidadas. La proporción del tiempo que dedican las mujeres a este tipo de actividades es del 78% de horas anuales, y sólo el 22% es de los hombres.

Son cifras que expresan dinámicas de vida, manifestaciones culturales que seguramente muchos hombres han entendido como normales y no quieren dejarlas. Creo que como varones nos da miedo reconocer y perder algunos privilegios que se han dado simplemente por nuestro género, y tal vez por eso nos negamos a reaprender cómo relacionarnos con las mujeres, y tratamos de ironizar, burlarnos y violentar sus posiciones.

Un error común es equiparar el machismo al feminismo, olvidando que el primero es una ideología que promueve la superioridad del hombre sobre la mujer, mientras que el feminismo es un movimiento de reivindicación de derechos y búsqueda de equidad.

Estoy convencido que lo que se busca con todos los reclamos del feminismo, no es negar la diferencia, ni homologar los sexos, sino la transformación de las relaciones entre los seres humanos, y en particular entre nosotros los hombres y las mujeres, reconociendo nuestras diferencias, pero evitando cualquier tipo de discriminación por ellas.

Publicidad

Creo que el mejor regalo que tenemos que hacerles siempre, es desaprender esas posturas machistas, ceder privilegios por nuestro género y lograr equidad en todas las relaciones. Al fin y al cabo, lo que todos queremos es vivir y asumir la vida en autonomía.

Escuche la reflexión y el análisis de Alberto Linero en Mañanas BLU:

Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias
Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO