Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

División en la coalición: el incierto panorama para el trámite de las reformas del Gobierno

Los congresistas tienen la libertad de apoyar o no, los proyectos del Ejecutivo, siempre y cuando no haya una decisión de bancada que los obligue a votar.

Fue radicada en el Congreso la ponencia para el presupuesto del 2024
Fue radicada en el Congreso la ponencia para el presupuesto del 2024
Foto: suministrada

A dos semanas y media del receso legislativo, que irá hasta febrero del año entrante, sigue siendo incierto el panorama para el trámite de las reformassociales del Gobierno en el Congreso de la República.

Aunque por ahora en teoría la Alianza Verde seguirá siendo partido de Gobierno, en la práctica los congresistas tienen la libertad de apoyar o no, los proyectos del Ejecutivo, siempre y cuando no haya una decisión de bancada que los obligue a votar en el sentido acordado por la mayoría de los congresistas, como hasta ahora ha venido ocurriendo.

Por ahora el Gobierno y los líderes verdes petristas, entre ellos el gobernador de Boyacá, Carlos Amaya, lograron dilatar hasta el año entrante la posible salida de ese partido de la coalición de Gobierno, pero no es tan claro que esa maniobra permita destrabar el trámite de la reforma a la salud, que hoy es el proyecto bandera del presidente Petro en el Congreso y que afronta serias dificultades para su aprobación.

Por cuenta de las polémicas declaraciones del ministro de Salud Guillermo Alfonso Jaramillo en las que presionó a los congresistas del Verde para que votaran a favor de la reforma a la salud, recordando los cargos burocráticos que les ha dado el Gobierno, hoy todos los parlamentarios de esa colectividad están recusados, lo cual por ahora les impide asistir al debate sobre esta iniciativa en la Cámara de Representantes.

Publicidad

Por el lado del Partido Liberal, aunque no es tan claro que se pueda declarar en independencia sin tener que pasar por una Convención, en las últimas horas quedaron planteadas tres distintas vertientes dentro de la colectividad, una de ellas evidentemente petrista, que está concentrada mayoritariamente en la Cámara de Representantes.

La queja de diferentes sectores es que el Gobierno intenta convencer “al menudeo” a los congresistas de los partidos independientes u opositores, para que respalden sus reformas en contravía de la posición de sus colectividades, a cambio de burocracia, lo cual según señalan, erosiona la democracia, porque busca hacer implosionar la institucionalidad de los diferentes movimientos políticos.

Publicidad

En todo caso, el Gobierno hoy busca destrabar la discusión no solamente de la reforma a la salud, que ha recorrido menos del 25 por ciento del trámite requerido para ser ley, sin hablar de la reforma laboral y de la reforma pensional, que hoy están en “pañales”.

Al turbulento panorama político le falta un componente: en las próximas semanas se tendría que dar el anunciado revolcón ministerial, en el que eventualmente, alguno de los partidos que hoy están rebeldes, pueden recuperar burocracia que los tranquilice y los lleve a cambiar su posición frente a las reformas.

  • Publicidad