Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Madre clama ayuda a la Cancillería para repatriar el cuerpo de su hijo

La desesperada mujer de escasos recursos en Valledupar está solicitando apoyo a la Cancillería colombiana para repatriar el cuerpo de su hijo, de 37 años, quien murió en España tras un aparente derrame cerebral que sufrió hace cinco días. 

Madre clama a Cancillería
Madre clama a Cancillería

Con la esperanza puesta en la Cancilleríade Colombia se encuentra María Mercedes Arrieta Pérez para que el cuerpo de su hijo, de 37 años, sea repatriado a este país desde España, donde falleció el pasado lunes producto de un aparente derrame cerebralque sufrió mientras dormía.

Teniendo en cuenta que se trata de una familia de escasos recursos, residente del barrio El Cerrito de Valledupar, Arrieta Pérez asegura que no cuenta con los $22 millones que le cuesta el trámite para traer el cuerpo de su único hijo, identificado como Carlos Orduz Arrieta.

Incluso, estaría dispuesta a recibir las cenizas de su cuerpo, si es el caso, con tal de que se pueda agilizar el trámite antes del 31 de diciembre, por lo que clama la ayuda de la cancillería colombiana para poder lograrlo.

Arrieta contó que su hijo trabajaba en un restaurante y jamás imaginó que, en medio de la búsqueda por conseguir mejores oportunidades, moriría en circunstancias que se encuentran bajo investigación.

Publicidad

Orduz Arrieta partió desde el pasado mes de abril y residía en Albarracín, un pueblo ubicado en el suroeste de la provincia de Teruel, comunidad autónoma de Aragón.

Médico caleño se ahogó en Ibiza, España; familia busca recursos para repatriar su cuerpo


Todo un drama está viviendo una familia caleña para recuperar el cuerpo de Andrés Felipe Cabezas, un joven médico radicado en España, quien se ahogó en aguas del Mediterráneo en una cueva conocida como Ullal de Na Coloms.

Publicidad

Durante el fin de semana, Andrés había quedado con unos amigos para practicar senderismo en la isla, llegaron hasta la cueva y él decidió nadar sin advertirle a sus acompañantes, lamentablemente, la corriente del agua era fuerte y el joven fue arrastrado, ahogándose minutos después.

El proceso de búsqueda duró cerca de 24 horas y se realizó por aire, tierra y agua, sin embargo, la esperanza de encontrarlo con vida, con el paso del tiempo se iba apagando. Los rescatistas encontraron su cuerpo flotando en el interior de la cueva.

"Es una especie de cenote que tiene por debajo una salida al mar, Felipe se tiró sin avisarle a sus amigos. No alcanzó la cuerda de soporte que tenían colgada en la piedra y se fue yendo en el agua. Duró un día desaparecido, y por mal tiempo los cuerpos de socorro no podían buscarlo", indicó María Camila Cano, amiga de Felipe.

Le podría interesar:

Publicidad

  • Publicidad