Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
No activar
Activar

Publicidad

Alcalde de Cali: “No vemos una respuesta militar contundente contra disidencias”

Los más recientes ataques de las disidencias de las Farc en Jamundí y otras regiones del Valle ponen, incluso, en duda la seguridad durante la COP16, que se celebrará en octubre en Cali.

Atentado-Jamundi-Valle-Cauca.jpg
Atentado en Jamundí, Valle del Cauca
Foto: Suministrada

En diálogo con Néstor Morales en Mañanas Blu, el alcalde de Cali, Alejandro Eder, expresó su preocupación por creciente actividad terrorista de los grupos disidentes de las Farc en el suroccidente del país, especialmente en zonas cercanas a Cali como Jamundí.

Eder señaló que estos grupos, conocidos como EMC (Estado Mayor Central) o Jaime Martínez, están involucrados en actividades de narcotráfico y buscan controlar corredores estratégicos para el tráfico de drogas.

"Lo que están tratando de hacer es de reaccionar para distraer a la fuerza pública", comentó el alcalde al hacer referencia se a los frecuentes ataques que buscan desestabilizar la región y mostrar una presencia constante de terror.

El alcalde Eder enfatizó la necesidad de una política de seguridad más firme por parte del Gobierno Nacional para combatir eficazmente a estos grupos.

Publicidad

"Para que cualquier proceso de paz prospere en este país debido a las economías criminales del narcotráfico y la minería, deben ir acompañados de una política de seguridad contundente. Y esa política de seguridad contundente no la estamos viendo aún", afirmó.

A pesar de reconocer los esfuerzos del gobierno, que ha aumentado la presencia policial y militar en la región, Eder destacó que aún es insuficiente.

Publicidad

"Llegaron 300 policías en enero, necesitábamos más soldados, ya llegaron 400, vienen otros 250 en camino, pero aún falta", explicó. Según el alcalde, es esencial que el gobierno retome la ofensiva y actúe con mayor determinación para garantizar la seguridad de la población.

La violencia y los ataques terroristas no solo afectan a los habitantes de Cali y sus alrededores, sino que también representan un desafío significativo para la organización de eventos internacionales en la ciudad. La cumbre COP 16, programada para finales de este año, reunirá a delegados de todo el mundo, y la seguridad es una prioridad crucial.

"Nosotros en Cali no nos estamos ahorrando esfuerzos en nada para garantizar la seguridad primero y ante todo de los caleños", aseguró Eder. La estrategia de seguridad incluye el aumento del pie de fuerza en zonas urbanas y rurales, así como el uso de tecnología avanzada para prevenir y responder a ataques, como el reciente uso de drones por parte de los terroristas.

Desafíos y soluciones a largo plazo


El alcalde subrayó que la solución a estos problemas de seguridad debe ser integral y sostenible en el tiempo. "Mi principal preocupación es blindar a Cali y contribuir a la seguridad del Valle por los caleños y por los vallecaucanos", indicó. Para ello, dijo, es fundamental no solo aumentar la presencia de las fuerzas de seguridad, sino también desarticular las redes de apoyo al terrorismo y reducir los índices de criminalidad en la región.

Publicidad

Además, Eder destacó la importancia de abordar los problemas estructurales que alimentan la violencia, como la pobreza y la falta de oportunidades en las zonas rurales, así como combatir las economías criminales de narcotráfico y minería ilegal que financian a los grupos armados.

  • Publicidad