Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Condenan a exrectora de colegio por permitir que paramilitares abusaran sexualmente de estudiantes

La exrectora, que fue condenada a más de 20 años de cárcel, incluso llegó al extremo de presentar y ofrecer a las jóvenes en eventos como bazares y reinados de belleza.

exrectora colegio Charalá.JPG
Exrectora colegio Charalá
Foto: captura video Blu1

La exrectora de un colegio en Charalá, Santander, Lucila Inés Gutiérrez de Moreno fue condenada a 20 años de cárcel pues fue hallada culpable de facilitar actos violentos que cometieron los paramilitares en contra de sus alumnas.

Según la Fiscalíaentre 2001 y 2003, esta mujer permitió que algunas de sus estudiantes fueran víctimas de abusos sexuales sistemáticos por parte de los cabecillas de esta estructura criminal. La exrectora incluso llegó al extremo de presentar y ofrecer a las jóvenes en eventos como bazares, reinados de belleza y prestó la oficina de la rectoría para que se ejecutaran las agresiones.

“La mujer presentaba y ofrecía a las jóvenes en bazares, reinados de belleza y otras celebraciones. También prestó la oficina de la rectoría de la institución educativa para que se ejecutaran las agresiones. En el curso del proceso fueron identificadas, por lo menos, dos víctimas que permanecieron encerradas y soportaron durante prologados periodos los vejámenes de jefes paramilitares conocidos como ‘Víctor’, ‘Carlos’, ‘Nariz’, ‘Chirrete’, ‘Silvestre’ y ‘Shuster’”, informó la Fiscalía.

El fallo del juez penal especializado de Bucaramanga (Santander) condenó a Lucila Inés Gutiérrez de Moreno a 20 años y 9 meses de prisión por secuestro simple agravado, acceso carnal violento en persona protegida, esclavitud sexual y desplazamiento forzado. La orden de captura inmediata ha sido emitida para que cumpla su pena en un establecimiento carcelario.

Publicidad

Por otro lado, la Fiscalía también estableció que José William Parra Arroyave, en calidad de auxiliador y orientador político del frente Cacique Guanentá, auspició el reclutamiento forzoso de 23 menores de edad. Las evidencias presentadas en el juicio revelan que Parra Arroyave engañó a estos adolescentes y los entregó al grupo armado ilegal, donde uno de los jóvenes fue víctima de abusos sexuales en múltiples ocasiones por parte de los cabecillas paramilitares.

  • Publicidad