Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Suscríbase y reciba las historias y los hechos que son noticia en Colombia y el mundo
Activar
No activar

Publicidad

Las presuntas fallas del operador privado al que le entregaron la salud en San Andrés

“En teoría una contraprestación, que es que se inviertan recursos en el mejoramiento de las instalaciones. Pero ese mejoramiento no se ve por ninguna parte”, dijo el procurador delegado German Rodríguez.

Hospital de San Andrés - inundación por lluvia del centro asistencial
Hospital de San Andrés - inundación por lluvia del centro asistencial
Fotos: Clarence Lynd Newball Memorial Hospital - Procuraduría

Gelman Rodríguez, procurador delegado para la Salud, habló sobre la inspección del Ministerio Público en San Andrés, donde se vive una ola de contagios de COVID-19 y una epidemia de dengue. El funcionario habló sobre la inundación, durante un aguacero, del hospital de la isla, el Clarence Lynd Newball, así como de diversas fallas en la prestación del servicio y problemas con obras entregadas.

La inundación del hospital desnuda una realidad que está viviendo la salud en San Andrés”, indicó.

Rodríguez recalcó que la salud en la isla es administrada por un operador privado.

“Toda esa infraestructura no es administrada por la entidad territorial. Allá no tenemos una empresa social del Estado en este momento en funcionamiento. Esto en otras palabras significa que toda la infraestructura pública: el hospital, los equipos biológicos y demás mobiliario del hospital, se le entregó a un privado para atender los servicios de salud”, detalló.

“En este contrato que se suscribió, que es una unión temporal donde la administración departamental le entregó la administración de los servicios de salud a un privado, hay en teoría una contraprestación, que es que se inviertan recursos en el mejoramiento de las instalaciones. Pero ese mejoramiento no se ve por ninguna parte”, añadió.

El funcionario se refirió a varias deficiencias advertidas durante la visita al archipiélago, como deterioro de equipos médicos y falta de mantenimiento.

Publicidad

Pudimos comprobar el deterioro de los equipos médicos. Genera tristeza cómo las sillas de las salas de observación están totalmente destruidas”, declaró.

Sobre el funcionamiento de las unidades de cuidados intensivos, el procurador delegado aseguró que no hay capacidad para suplir el oxígeno de las camas.

“La máquina de oxígeno que actualmente hay no tiene capacidad para suministrar a 17 camas”, indicó Rodríguez.

Adicionalmente, según el funcionario, el recubrimiento del piso del hospital donde están ubicadas las UCI se levantó tan solo tres días después de entregada la obra.

Escuche al procurador delegado Gelman Rodríguez en Mañanas BLU:

Publicidad

Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias

Vea también:

Publicidad

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO