Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Bajas temperaturas congelaron cultivos de papa y cebolla en el páramo de Berlín, Santander

Cultivos de cebolla y papa resultaron afectados por las bajas temperaturas que se han presentado en cuatro municipios ubicados en el páramo de Berlín, ubicado en el departamento de Santander.

Cultivos afectados por heladas.
Cultivos afectados por heladas.
Foto suministrada por Refugio Piedra Parada.

Más de 1.000 hectáreas de cultivos de cebolla y papa se comenzaron a perder en los departamentos de Santander y Norte de Santander tras fuertes heladas que se han presentado en los municipios de Tona, Vetas, Silos y Santa Bárbara.

En la zona del páramo de Berlín la temperatura bajó hasta - 7 grados celsius, así lo señaló el informe de la red meteorológica del oriente colombiano.

“Estamos analizando la situación porque la mayoría de los cultivos del páramo de Berlín se dañaron por las heladas que normalmente eran en enero, pero ahora el fenómeno ocurrió en los últimos días de diciembre”, manifestó el alcalde de Tona, Elkín Pérez.

Publicidad


Campesinos de la zona de Berlín señalaron a Blu Radio que por las bajas temperaturas podrían seguir "quemando los cultivos de cebolla junca".

“En enero podría presentarse una grave escasez de cebolla y papa en las plazas de mercado de Bucaramanga y Cúcuta, porque las heladas están quemando todo. Esperamos la ayuda del Gobierno Nacional una vez terminé este fenómeno natural", manifestó Fernando Díaz.

Publicidad

Las heladas también afectaron la producción de lácteos en el oriente de Santander, ya que las bajas temperaturas en la madrugada quemaron los pastizales con el cual se alimenta el ganado.

En la Central de Abastos de Bucaramanga analizan la posible alza que comenzará a afectar la canasta familiar al inicio de 2023, especialmente en alimentos procedentes de la zona del páramo de Berlín.

“Los productos podrían subir de precio, debido a las heladas porque la cosecha se quema y los productos no sirven para la venta. Los cultivos de fresa, la papa, la cebolla y hortalizas que se cultivan en Norte de Santander, son los más afectados", confirmó Rosa Gutiérrez, vendedora de frutas en la Centroabastos.

Publicidad

Desde la Gobernación de Santander se busca entregar ayudas a las familias campesinas afectadas por las heladas que dañaron sus cultivos.

Le puede interesar:

Publicidad

  • Publicidad