Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
No activar
Activar

Publicidad

Así arrancó el “chu chu chu” de la caída de las EPS en Colombia

La desaparición de las EPS en Colombia del sistema de salud y aseguramiento estaba ya ‘cantada' por el presidente Gustavo Petro desde el principio de su Gobierno, en lo que en varias veces comparó con un efecto dominó.

Salud / médicos / imagen de referencia
Salud / médicos / imagen de referencia
Foto: AFP

Lo que propuso el Gobierno del presidente Gustavo Petro al comenzar su Gobierno suponía que la reforma a la salud le quitará a las EPS en Colombia la centralización del manejo de los recursos.

Este martes 28 de mayo, la EPS Sura pidió autorización a las autoridades para salir de manera progresiva del sistema de seguridad social, del cual es uno de los principales operadores como entidad prestadora de salud, en medio de la controversia por la crisis y la reforma del sector.

La compañía agregó en un comunicado que "la situación del sistema de salud en Colombia es un problema histórico y estructural" en el que "la cobertura y los servicios ilimitados contrastan con un presupuesto insuficiente" lo que no le permite cumplir "con el indicador del patrimonio adecuado, dado que se agotó”.

La empresa añadió que entre 2022 y 2023 tuvo pérdidas netas por más de 360.000 millones de pesos y para el 2024, EPS Sura proyecta que las pérdidas podrían llegar hasta los 500.000 millones de pesos.

Publicidad

El Gobierno Petro dijo que no está "destruyendo el sistema de salud" tras la solicitud de la aseguradora Sura de salir del sistema de seguridad social, a lo que agregó que la crisis de la compañía se debe a "fallas estructurales del sistema”.

"No es cierto que el Gobierno nacional esté destruyendo el sistema de salud. La crisis de las entidades prestadoras de salud (EPS) es el resultado de problemas estructurales y sistémicos que se han acumulado a lo largo de los años, y no a situación coyunturales recientes", indicó la Presidencia en un comunicado.

Publicidad

Según una estudio de la Universidad Javerina sobre la inviabilidad financiera de las Entidades Promotoras de Salud en el país, el aseguramiento social se encuentra en riesgo en Colombia. La mayoría de las EPS están en una situación que las hace inviables desde el punto de vista financiero.

Algo en lo que el Gobierno vio la oportunidad para fundamentar su nuevo sistema de salud sin las EPS en la ecuación, sacándoles las cifras en rojo y malos manejos. Las cifras de capital mínimo, solvencia y patrimonio, el sostenimiento del sistema eran exhorbitantes.

Ese “chu chu chu” que simula el presidente Petro como una simple caída de fichas, tiene hoy al Estado como el mayor operador de EPS con el manejo de aproximadamente 25 millones de colombianos si se suman las empresas intervenidas.

La historia que comenzó en agosto de 2023, cuando las EPS Sanitas, Compensar y Sura, tres de las más grandes EPS de Colombia, enviaron una carta al Ministro de Salud alertando sobre una crisis financiera inminente que ponía en peligro la prestación de servicios a más de 13 millones de afiliados.

Publicidad

El pago por la atención de cada paciente en Colombia finalmente quedo para este año en un millón 444.086 pesos, lo equivalente a un valor diario de 4,011 pesos.

La Contraloría General de la República advirtió que las deudas de las EPS son de 25 billones, entre deudas con IPS y proveedores de medicamentos y tecnologías en salud, así como pasivos de reservas técnicas y administrativas.

Publicidad

En los últimos cuatro años han desaparecido 13 EPS en Colombia, un número considerable si se tiene en cuenta que, de acuerdo con el más reciente reporte de las EPS activas, hay 29 que están prestando servicios, con corte a agosto de 2023.

Esto ha ocasionado que cerca de 6,4 millones de colombianos han tenido que cambiar de EPS por cuenta de la liquidación de las que los afiliaban inicialmente.

  • Publicidad