Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Hay que ser más prudentes y sensatos a la hora de conversar con personas que viven en depresión

Simplemente la mente de una persona que la sufre, no funciona de la misma manera como la de los otros y eso lo tenemos que aceptar para enfrentarla y gestionarla de la mejor manera.

Albeto Linero
Albeto Linero
Foto: Blu Radio

La depresión es una enfermedad, no una decisión, y va más allá de la actitud con la que decidimos vivir. Simplemente la mente de una persona que la sufre, no funciona de la misma manera como la de los otros y eso lo tenemos que aceptar para enfrentarla y gestionarla de la mejor manera.

Juan Carlos Rincón y La Che en su libro “La Depresión Existe” insisten en cómo muchos de nosotros con frases como “no estés tristes”, “por qué estás así si lo tienes todo en la vida”, “hay gente mucho peor que tú”, “La depresión es una moda, todo está en tu cabeza”, lo único que hacemos es mostrar nuestra ignorancia frente al tema y hacer más difícil el proceso para las personas que padecen esta enfermedad.

Seguro muchos lo hacen de buena fe, pero hay que ser conscientes de las palabras porque ellas pueden hacer más daño. Nuestro mundo no está preparado para hablar del tema, y por eso muchas veces por querer hacer bien, se termina afectando más a los otros. Hay que ser más prudentes y sensatos a la hora de conversar con personas que viven en depresión.

Ahora, si queremos hablar de cómo prevenirla, podemos decir que el doctor Jordon Smoller, profesor de psiquiatría en la Escuela de Medicina de Harvard nos recomienda el poder de confiar en los demás, el contacto cercano y afectuoso con amigos y familiares. Sí, el efecto protector de la conexión y la cohesión social son importantes.

Publicidad

Por otra parte Lisa M. Buckloh, Doctora en piscología propone estás cinco actividades sencillas que pueden ayudar: la primera, el ejercicio físico que es siempre fundamental.

La segunda es tener una alimentación saludable y tomar mucha agua. La tercera es aprender a expresar las emociones, evitar tragárselas (aquí la terapia es fundamental). La cuarta es ver más allá de los problemas y agradecer lo que se tiene. Y la quinta es generar una actitud de optimismo.

Publicidad

Hoy en el Día Mundial de la Lucha contra la Depresiónvale la pena que tratemos de comprender el mundo de las personas que sufren esta enfermad, y a la vez que busquemos actitudes para prevenirla.

  • Publicidad